SANTOS LAGUNA

Inicio
Siguenos en:
logo de santo laguna

Oswaldo Sánchez, Nuevo Guerrero de Honor

09 de Enero del 2015 10:50 pm.

Torreón, Coah., 9 de Enero de 2015.- Oswaldo Sánchez, uno de los máximos ídolos en la historia de Santos Laguna y del Futbol Mexicano, fue reconocido esta noche como Guerrero de Honor, tras una exitosa carrera que dejó en claro que la suma entre talento, compromiso, disposición y carácter es la clave para llegar a lo más alto.

 

En compañía de la Directiva albiverde encabezada por Alejandro Irarragorri, la leyenda santista colocó su imagen en el Auditorio Orlegi Deportes del Territorio Santos Modelo y develó su nombre en uno de los palcos del Estadio Corona, previo al partido entre los Guerreros y Veracruz de la jornada 1 del Torneo Clausura 2015.

 

El cancerbero que defendió la casaca de la Selección Nacional en tres Copas del Mundo y que es el jugador con más partidos jugados en el máximo circuito azteca, recientemente dijo adiós a las canchas después de una gloriosa etapa con el conjunto de los Guerreros, en la que fue el pilar de las numerosas alegrías brindadas por el equipo lagunero a su fiel afición.

 

Oswaldo se integró a las filas albiverdes en el Torneo Clausura 2007, con la encomienda de liderar al plantel en la lucha por la permanencia en Primera División. Tras conseguir este objetivo y con su valioso aporte, en los siguientes años Santos se consolidó como uno de los cuadros protagonistas en nuestro país.

 

El guardameta titular y capitán de los Guerreros durante 16 torneos sumó un total de 296 encuentros jugados, con más de 26 mil minutos sobre la cancha.

 

Fue el encargado de levantar los trofeos de los títulos conseguidos por la institución verdiblanca en los Torneos Clausura 2008 y Clausura 2012, así como de disputar diferentes instancias finales tanto a nivel nacional como internacional, destacando los dos Subcampeonatos conseguidos en la Liga de Campeones de la CONCACAF.

 

Debutó en el máximo circuito el 30 de Octubre de 1993 con los Rojinegros del Atlas. Dos temporadas después pasó a las Águilas del América donde permaneció tres años. Regresó a la Perla Tapatía para enrolarse con las Chivas Rayadas y, tras 15 torneos, arribó a Santos Laguna, Club en el que jugó más partidos en su carrera.

 

Además de las numerosas distinciones colectivas e individuales logradas por Oswaldo a lo largo de su trayectoria, resulta imprescindible resaltar su lado humano, convirtiéndose en un portavoz ejemplar de los valores de Santos Laguna dentro y fuera del terreno de juego.